Las Caderas en el Golf

Las Caderas en el Golf

Consejos útiles para cuidar y prevenir lesiones en tus caderas. 

Si bien es cierto que las caderas juegan un papel principal en cuento al giro para realizar excelentes swing en el golf, también es cierto que si los movimientos no se realizan como deben ser, nuestras caderas pueden llegar a ser un problema para nosotros mismos, debido a las lesiones que pueden sufrir.

En el golf, la base para tener un excelente recorrido está en las estrategias mentales y físicas que cada jugador bien puede aplicar, durante los 18 hoyos. Sin embargo, en caso de efectuar mal estos movimientos, los daños sufridos pueden ser muchos, desde daños en las rodillas hasta consecuencias en las caderas, pero no te angusties, ya que gran parte de estas lesiones pueden ser evitadas y muy bien prevenidas, tan solo llevando a cabo la ejercitación constante, para así poder tener más movilidad y flexibilidad al momento de realizar tus movimientos. 

Cómo Cuidar tus Caderas en el Golf

Lo más recomendable en casi todos los casos, es que no solamente las caderas, sino todo el cuerpo sea entrenado antes de realizar algún deporte; para así obtener su buen funcionamiento. Aunque las caderas sean muy importantes a la hora del golf, todo el cuerpo también debe de cumplir un régimen de ejercicios. De esa forma, podrás cuidar por completo tu organismo, ya que en los deportes exponemos en su totalidad, cada uno d nuestros músculos, muchas veces sin darnos cuenta que lo hacemos.

Por eso, es importante destacar que uno de los mejores consejos para ejercitar nuestro cuerpo, en especial la cadera, es realizar estiramiento, y tener en consideración un tiempo prudente para el mismo, al menos una vez al día con secuencia semanal. Para que así, nuestra cadera y cada parte de nuestro cuerpo, se encuentre bien estirada, independientemente de que ese día, se vaya o no a realizar la actividad del golf.

Tomando en cuenta que realizar esta rutina de ejercicios no amerita tanto tiempo, ni mucho menos fuerza o resistencia, merece la pena llevarla a cabo; ya que los riesgos que pueden evitarse son infinitos. Al transcurrir el tiempo, la salud va disminuyendo y cuando no hacemos nada para mantenernos activos, entonces nos sumamos como principales culpables en cuanto a nuestro desmejoramiento; el cual la mayoría de las veces comienza a notarse  físicamente, pero también puede llegar a ser interno.

Finalmente, a modo de recordatorio, no puedo dejar de lado que los estiramientos deben de ser suaves, lentos y muy prudentes, debido a que no se quiere lograr una lesión haciendo estos ejercicios que son más bien preventivos.

Quizás te parezca que algunos de estos ejercicios son inusuales o poco convenientes, pero recuerda que los movimientos en el golf son bastantes particulares, y al realizarlos todos los músculos se mantienen en funcionamiento.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.